Sinónimo -Crónica de un ensayo-

2016-04-08 Ensayo Sinonimo

 

Viernes de lluvia prevista, pero no esperada, ideal para pasarlo bien y que mejor lugar que entre amigos y buena música? y si la buena música la hacen dichos amigos, mucho mejor.

A una semana de la tercer presentación de la banda argentina Sinónimo, tuve el placer de presenciar su ensayo y notar, que lo que se vive y pasa sobre el escenario no es casualidad ni actuación improvisada. Son una banda de familiares y amigos, que se reúnen a pasarlo bien. No voy a describir los temas ensayados, ya que forman parte del show que brindarán y podrán verlos en algunas semanas en la crónica, pero lo que sí puedo adelantar es que lo que se viene, va a dejar los tímpanos vibrando internamente por mucho tiempo.

Sinónimo es una banda argentina, de reciente formación, llevan 2 shows brindados, uno en CABA y el otro en zona sur del gran Bs.As. Esta será entonces su tercer presentación y por lo visto anoche, lejos está de ser la vencida sino que van camino a vencer.

20160408_222331

La banda está compuesta por Javier Muñoz en Voz, Martin Caraci en Guitarra, Damian Caraci en Bateria, Diego Rodrigo en Bajo y como Musico invitado: Omar Piñeiro en Teclados

Desde el comienzo pudo verse la profesionalidad con la que encaran el proyecto, por un lado Damian armando la batería con tranquilidad, mientras Diego “huevo”, pulsaba rítmicamente las cuerdas de su bajo, enfrentado, Javier ajustaba una cámara sobre un gran trípode, desde donde grabarían el ensayo para uso propio, prueba contundente que muestra que el ensayo, perdura mas allá de las horas salas, y que los vídeos serán vistos posteriormente para mejorar y pulir para brindar posteriormente lo mejor de si. Al poco tiempo llegaría Martín, quien de su estuche rígido sacaría una hermosa guitarra, aparentemente nueva ya que los demás músicos lo felicitarían por ella, mientras la observaban. Del estuche,  extraería algodones, tendiéndome un par, para cuidar mis oídos “ponetelos, porque esto va a sonar fuerte“, diría y sabia de lo que hablaba. El ultimo en llegar, pero a horario fue Omar, que se dedicó a posicionar  su teclado. En poco tiempo, el lugar estaba listo para ser escenario del poder sonoro que despliega Sinónimo; con una propuesta musical propia, donde intervienen diversos géneros de la música y nos trasladan a diversas épocas de esta, donde predominan las bases del hard, neoclasico como los orígenes de rata, tango y milonga.

A diferencias de otras bandas, donde el músico que predomina en el “ruido” inicial es el batero, quien probaba incansablemente esta vez era el bajista, hasta el ácido comentario del tecladista que le dijo “bueno, ya sabemos que sabes tocar, dejate de joder“. Con este clima distendido, se daba comienzo al ensayo.

Con todo listo, Omar felicita a Javier por la composición de un tema que la había pasado previamente y pregunta como arrancan, Damian, encargado de las pistas, con una computadora a su lado, le va pasando, dándole el tiempo a Omar para que acomode las partituras sobre el atril del teclado. Una vez listo y ya con todos los músicos en posición y los algodones puestos, se daba inicio a un ensayo que viví como un show.

La distribución de los temas, fue como será la presentación de estos en el show mismos, con lo cual no voy a describir demasiado sobre ellos, para mantener la magia intacta de quienes vayan a disfrutarlos la semana próxima, es decir el 16/04/2016 en Pana Rock a partir de las 0:00 (1 minuto más y es domingo).

Pasado el segundo tema, o tercero y ante un breve impasse, Omar expresa seriamente, “me lo hacen a propósito, se van a enfermar!“, que hacemos a propósito, le responde Javier a lo que, responde velozmente “cada día tocan mas fuerte, les va a hacer mal, bueno ya están mal ustedes…“. Ah queres mas fuerte, le retruca desde enfrente Diego, amagando a subirle más el volumen a su poderoso bajo.

20160408_225028Las dos horas de ensayo pasaron velozmente, pasaron primero por el set completo que realizaran en su próximo show y luego repasaron algunos temas sueltos, porque sentían que les faltaba una vuelta de tuerca. Al final le darían la razón a Omar y expresarían: Tocamos fuerte, y era cierto, las paredes de la sala vibraban con cada embate sonoro generado por los instrumentos, el bajo pegaba duro en el pecho, la guitarra y la batería acompañaban sin quedarse atrás, los mas recatados, en cuanto a sonido fueron la voz y el teclado, pero aun así, se hacían notar por sobre el océano sonoro.

Javier con la voz, muestra que cantar es parte importante de su forma de exteriorizar el arte, baila cada tema, o se toma el tiempo para sacar fotos con el celular e irlas subiendo a la red, teniendo pleno control de los tiempos, ya que en una oportunidad, mientras buscaba algo en su teléfono, velozmente lo dejo de lado y encaro al micrófono, sonriente, porque era su turno de entrar a cantar, la sonrisa cómplice de Damian, enfrente, detrás de la batería, me hizo pensar que es casi una constante y que están esperando el momento para decirle algo, en tono de broma claro, pero ese momento, no llega, esta todo calculado y por lo visto nada es librado al azar, aunque al momento de terminar el ensayo y mientras Javier hacia los últimos toques al celular, omar desde detrás del teclado expreso “porque no te dejas de joder con ese celular…..”. Al lado de Javier, Martin con su guitarra, realiza también su propio show, el mismo que le viera la primera vez en La Roca, salvo que en esta oportunidad estaba mas cerca y se podía prestar mayor atención a lo que realiza sobre su guitarra, que literalmente la hace hablar, pulsando las cuerdas con la púa o con los dedos bailando sobre el puente, tensándolas hacia arriba, buscando un sonido mas personalizado, genera un sonido prolijo, desprovisto de ruidos o suciedades, cada nota salida de sus cuerdas es una nota proveniente de largas  horas de dedicación, se le nota ya que no se le percibieron distorsiones, posiblemente las haya tenido, pero de haber sucedido, no se notaron. a su lado, un carismático Diego, no dejo de bailar cada tema, salvo los últimos porque estaba “cansado“, luego me comentaría que se había despertado muy temprano y ya la noche le estaba pasando factura, le duro poco el cansancio, ya que una vez retomado el ritmo de los temas, volvió a buscar posturas cómodas que lo hacían ver como las notas que iba ejecutando, les iba dando simultáneamente cuerpo.  Hace también los coros y muy bien, en un tono diferente al de Javier, pero a la vez complementario. Acompaña el tocar el bajo y cantar, con gran histrionismo, sin exageraciones, sonríe, a diferencia de Martin, que se mantiene serio y concentrado en su guitarra, e interactua con los demás músicos, plantándose frente a la batería o buscando la complicidad de Martin para hacer alguna coreografía en conjunto. 20160408_220635En circulo cuasi perfecto, Damian, tras la batería, marca los tiempos y pega sobre los parches de manera que se siente, el doble bombo, a pesar de no tener esa presión veloz del power, se lo siente y se lo ve sobre el parche del bombo. Posee este también un gran carisma, se lo ve feliz detrás de su instrumento y una amplia sonrisa se le dibuja constantemente, en un momento golpea los platillos con la mirada fija sobre ellos, como queriendo ver si la vibración de estos, es acorde al movimiento que desea generar, en un momento, al marcar la el inicio del tema, hace un golpe extra y exclama con total tranquilidad “no les dije?, en este son cuatro golpes, se rie y vuelve a comenzar, como diciendo bueno esta bien, entremos en tres. Como punto final de un circulo que no tiene comienzo, se ubicó Omar con su teclado, quien con la concentración de quien lee, iba pulsando las teclas de manera tranquila y pausada, entre tema y tema, intercalaría algún comentario gracioso, como el se van a enfermar, cada día tocan mas fuerte o toquen que yo miro. Al finalizar el ensayo, Martin le dice que en tal tema, podría tocarlo una octava mas alto, lo que genera la tranquila respuesta de “podria, pero te va a salir mas caro“. Parece una nimiedad, pero como corolario sirve para mostrar que en Sinónimo, la banda que comprende varios géneros, el humor y la distención forma ese aditamento que le brinda mayor solidez a la unión de por si fuerte que se les nota.

La propuesta de la banda, te hace navegar por diversas etapas, la que predomina es el hard rock y el neoclasico, cuando en un momento les comente que me hacían sentir que había cosas de Rata Blanca, como si estuviese participando de la bruma del Vuelo de la Gitana, Martin me responde que esos son los orígenes y que intercala cosas del estilo neoclasico, pero no es solo eso, hay mucho en Sinónimo, no son una copia o rejunte de melodías que combinan y pegan bien, son si vale la comparación, un gran embudo donde converge lo mejor de las diversas melodías que nos vieron crecer y que con espíritu propio van dándole vida a lo que es la banda.

La noche del viernes fue sumamente agradable, cuando el tiempo se pasa veloz, significa que este se detuvo y eso ocurre cuando lo que està enfrente es màs importante que el tiempo transcurrido y se deja de tener noción de el. 2 horas que pasaron veloces, siendo sinónimo de que con Sinónimo se la pasa bien. Como cuando eramos chicos y nos pasábamos la tarde frente a la tele, viendo tardes de super acción, con variedad y expectación.

Sinónimo en definitiva, son todos los generos, el genero

Pichi - Gabys

Gabriel González

Comentarios

comentarios