Triddana en Uniclub, presentando “The Power and the Will”

Cofradia Metalica

26-03-2016 Uniclub

Cuando la voz falla, solo hay una manera de marcar presencia y es poniéndole el cuerpo a la situación, cosa que hizo Triddana. No venían de pasarlo bien, con un disco terminado y cual afonía inesperada, quedándose sin voz,  ya que quien fuera su cantante, decidió continuar por otros rumbos;  es aquí cuando estos guerreros, se calzaron firmemente sus polleras largas y le pusieron el cuerpo, había que buscar reemplazo de la voz, pero, qué mejor reemplazo que alguien que sienta a la banda como una extensión propia, es de esta forma que uno de sus integrantes fundadores, decidió ponerse al frente, perfeccionar su técnica de canto, tomar aire y volver a grabar las voces del disco. Hasta acá nada nuevo…. Salvo la imagen cruda, de que el sacrificio bien hecho, tiene sus retribuciones en igual tono.

 

20160326_220902

Triddana se encuentra actualmente formada por Juan José Fornés en guitarra y voz, Pablo Allen en gaita, Diego Rodríguez en bajo y Ranz en batería.

La banda, en definitiva,  tenia su fecha de fuego, presentaban nuevo disco y nueva formación y nuevo rol; muchas cosas nuevas que posiblemente no fueran del agrado del público, nada estaba asegurado, aunque la promesa del disco y del vídeo, ya daban por descontado que la banda lejos de estar debilitada, había resurgido mas fuerte que nunca.

Como la situación era compleja, la hicieron más compleja aún, organizando una presentación con excelentes bandas del ambiente, como lo son Isidris y Lord Kraven y permitiendo algo que no todas las bandas consagradas, realizan, que es permitirles utilizar la misma calidad de audio y luces que utilizarían luego ellos. No fueron por el camino fácil de resaltar sobre bandas en disminución de potencia al mostrarse y expresarse, fue un show de tres bandas, la primera dejo al publico encendido en extremo, la segunda, dejo a la gente con la mente abierta, queriendo absorber mensaje y polenta. No eligieron el camino fácil, esto es Triddana. Así como salieron a la lucha contra la adversidad, decidieron mostrarse de la misma manera, a lo grande, mostrándose como  grandes.

El comienzo fue complicado, con algunos desperfectos técnicos de último momento, que no hacían mas que, imaginaba primero y luego pudimos constatar, ponían nerviosos a los músicos, afortunadamente afloro el profesionalismo  y pasada la mitad del show ya lo estaban disfrutando a pleno como nosotros. Porque a esta altura, Uniclub estaba lleno de gente expectante para ver y sentir a la banda, en su nuevo formato.

20160326_221349Luego de un par de lanzamientos en falso de la pista, y entreviendo el ir y venir de los músicos, pudo darse paso finalmente al show, se abrieron las cortinas y pudimos ver a los 4 sobre el escenario, ataviados con sus características polleras, rostros pintados y ropa acorde al folk que nos muestran. Al comienzo se los percibía nerviosos, expectantes  y anhelantes, decidieron abrir con el mismo tema que inician su disco The Power & the Will: Shouting Aloud, que nos permitió ver que la magia estaba intacta, con una voz mas cruda, pero no por eso menos profesionalidad, le daba a la banda un tono mas aguerrido, menos pulido pero mas poderoso a la vez, con ese brillo que da la pasión bien puesta. El publico que a esta altura colmaba casi la capacidad del local, comenzaba a brindar desde los primeros acordes su apoyo a la banda, estaban para ver al coloso, para ser uno con la banda y mostrarse afectos al esfuerzo llevado a cabo para estar allí. Desde los primeros “gritos” del tema, los puños se pusieron en algo y los coros se hicieron sentir con fragor. , luego seria el turno de “The Snake & the pit“, pasando a la mitad del disco en un salto, en esta oportunidad pudimos apreciar a Pablo tocando con una flauta, con un tono más calmo que el tena inicial, pero que mantenía la misma linea de pasión, la prueba de fuego estaba siendo sorteada de la mejor manera, aunque aún podía notarse el nerviosismo en los músicos, en situaciones imperceptibles, como miradas entre ellos, saludos al publico, sutilezas que hacían pensar que tanto los músicos como los presentes estaban frente a frente para mostrarse apoyo y paramostrar que no se estaba jugando.

Cada tema interpretado fue una muestra de garra, pasión y decisiones.  Diego con su bajo, sus en realidad sacudía su cabeza incansablemente, caminando poco el escenario, porque no había mucho espacio para desplazarse, pero si mucho para brillar, como Pablo con sus instrumentos de viento y los coros, detrás Ranz con la batería que no dejaba de descabezar baquetas a son de tremendos golpes dados, Juan José, delante, luciendo una bandana  en lugar de su clásico sombrero de copa, desgranaba tema a tema y nos mostraba que cuando hay ganas hay siempre una vía hacia adelante.

Hubieron varios momentos de pasión exultante, uno de ellos fue consecuencia de un “error”, al comienzo de Becomming, el batero corta el inicio y ante el ansioso “dale” de Fornes, se sucitó la implacable respuesta de Ranz “me olvide boludo“, el publico estallo en voces de protesta, que lejos de ser un ataque a la banda, fue una expresión alegre, de esas que expresamos cuando estamos entre amigos y alguno se manda alguna macana que genera gracia. El reinicio del tema fue a lo grande y así termino, ante el cerrado aplauso del publico. En lo personal, creo que este fue un momento bisagra en los músicos, que les permitió distenderse un poco más y disfrutar, notaron que la onda era de las mejores y nuevamente que quienes estaban allí, estaban por Triddana, estaban por orgullo y placer, no por morbo.

Otro momento de los fuertes fue cuando interpretaron uno de los viejos temas, Juan José dice, este es de los viejos, seguro lo conocen y se venia otra prueba de fuego, que no fue, porque no hubo comparaciones, se disfrutó en toda su duración. Alguien del público grito “hace men of Claypole“, por men of clay uno de los temas bandera del disco anterior, lamentablemente no fue hecho, quizás por falta de tiempo,ya que debido a los problemas del comienzo, debieron acortar su set, una pena reitero, porque este tema, con la nueva voz aguerrida, le daría otro matiz al mismo.

A mitad del show, se tomaron un respiro, para recuperar fuerzas momento que fue aprovechado por Pablo Allen para anunciar los próximos shows de la banda, uno en zona sur y otro un poco mas lejos, en tierras del viejo continente, por Alemania.

20160326_223414El momento de mayor alegría e intuyo que tensión fue cuando se presentaron los músicos de la banda, la actual voz, fue presentando a cada uno de ellos, que eran recibidos con un fuerte aplauso por parte del publico, al momento de presentar a la voz de la banda, que estuvo a cargo de Pablo Allen, el publico estallo en un fuerte aplauso, mayor al brindado a los demás integrantes. La señal era clara e inequívoca, estaban por Triddana y allí seguirían estando, no lo vi, ni sentí, pero puedo intuir una fuerte y profunda inspiración de quien se puso el proyecto al hombro y salio a remarla contra viento y marea.

Al interpretar el tema del video “When the enemys’ close“, la furia ya era extrema, sabíamos que estaba terminando el show, porque nos lo había informado y sabíamos que nos quedábamos con ganas de mucha mas lucha, pero no por poco sino porque la música fluyo, nos envolvió y nos dejo con esa sensación de un viejo amigo, al que se lo quiere volver a ver, estando aun viéndolo. Para este tema, se subió al escenario una pareja que escenificaría la escena del videoclip, una hechicera que da muerte a su cautivo y baila entre los músicos, dicha hechicera en sensual baile estuvo a punto de caer al lado de su victima, se salvo por poco de ser golpeada con el puente del bajo, la velocidad de ambos artistas impidió el suceso y la presentación siguió su cauce normal.

Para cerrar, Fornés pide que el publico abra un camino en el medio y mientras interpretaban Faking a War, de su anterior disco, se desato la locura, con tremenda lucha de pogo, donde se veían fraternales encuentros, choques, empujes y alegría. El show llego a su fin, la banda se saco una merecida foto con un publico exultante, y luego repartió púas, baquetas y hasta la cartera donde Allen guardaba su flauta, eso si, antes verifico que estuviera vacía.

Los temas interpretados en esta fecha presentación fueron: “Shouting Alound”, “The Snake & the pit“, “The might in my blood“, “Gone with the rivers“, “Echo throguht the das“, “All Souls Night“, Everlasting lie“, “Becomming“,”Born in the Dark Age“, “Death Blow“, The Beginning“, “When the enemy’s close” y “Faking a war

Triddana nos brindo la satisfacción de sentir, que esta banda no es solo una buena voz, sino que la voz es la banda, nos hizo vibrar de satisfacciòn. La fecha fue dada en sàbado de gloria, en vigilia pascual, pero sobre el escenario no hubo resurrección, simplemente porque para resucitar hay que estar de ultima y esta banda hoy esta mas viva que nunca. Quien tuvo que ponerse al hombro la responsabilidad, recibió su merecido reconocimiento y nosotros, el publico, el placer de recibir un show de un grande que respeta.

 

20160326_230806

 

 

 

Pichi - Gabys

Gabriel González

Comentarios

comentarios