Unchain

Silence off Rock – La Colorada-

Cofradia Metalica

 

Los debuts tienen ese aditamento extra, de saber como se desenvolverán. Hay mucha adrenalina corriendo, tanto sobre el escenario como debajo. y eso paso el 20/02/2016 en La Colorada.

P1270060
Unchain demostró que con lucha, a la adversidad se le puede sacar sus buenos réditos.

El nombre. Unchain; habla a las claras de la propuesta que nos vienen a compartir, tanto en lo musical como en lo escénico, 100% eclécticos y muy bien compenetrados, una de las bandas que da gusto haber estado en su primer presentación, porque como primera, es inolvidable y como tal, da la posibilidad de expresar que se repita.
Comenzaron nerviosos, terminaron extasiados, se les notó la profesión, debutaron, pero no son nuevos y eso es muy importante. Habrá futuras fechas, mejores, peores o iguales a esta, pero esta, fue la primera y como primera tiene su encanto particular.
La banda está conformada de manera oficial por : Daiana en Voz, Pablo en Guitarra, Bruno en Batería y Jhonny en teclados. El puesto de bajista fue cubierto, de manera temporal y espero que permanente, por “El Gitano”.
El nombre “Unchain”, desencadenados, tiene mucho mensaje implícito, tanto visual como musical. En lo visual por el aspecto de sus músicos, vestidos de maneras disimiles, mostrando sus personalidades y en lo auditivo, por la combinación de estilos y géneros musicales, prolijamente “encadenados”, siempre rondando el hard rock, pero con presencia como la milonga, tango, candombe y música popular.
Una vez descorrido el telón y tras la emisión de una nutrida cortina de humo, se mostró la formación, firmemente afianzada sobre el escenario, se les notaba la presión del momento, algunos de los músicos más nerviosos que otros, pero que afortunadamente, dicho nerviosismo, no se vio trasladado a la música que generaron.
Sobre un lateral, podíamos observar a un tecladista, Jhonny, con una vestimenta un tanto dark, todo de oscuro y con altas botas de cuero, tocando el teclado de manera tranquila, sin mayores intenciones que las de mostrarse por la generación de los sonidos de su teclado, detrás un bajista, el Gitano, al que se le notan los años de oficio, era el menos nervioso y si bien tuvo poca proyección hacia adelante, salvo al final, se lo podía sentir, también por los sonidos del bajo, que sonaban poderosos y nítidos, delante, la cantante , quien salía por primera vez de detrás de la seguridad del teclado, (fue tecladista de otra banda y lo era de esta, hasta que hubo que ponerse la banda al hombro y salir a cantar), tarea nada fácil para un debut, aún así, podía vérsela aunque nerviosa y segura, como una férrea cantante de tangos, tal como su vestimenta podía hacer pensar. A su lado, el guitarrista, Pablo, quien se mostraba más enérgico y movedizo desde el comienzo, tenía razones dobles para estar nervioso, estaba a horas de ser papá; detrás, un muro sonoro, Bruno, el batero al que su imagen imperturbable impedía saber si estaba nervioso o tranquilo, el doble bombo hacia suponer que en cualquier momento, o volaba el bombo o se quedaba sin aire, no paso ninguna de las dos cosas y el bombo, con su feroz batero detrás, siguió sonando.

P1270094
A pesar de los nervios iniciales, se les podía notar la emoción que les generaba a ellos estar allí, la actitud de todos los integrantes fue siempre enérgica y positiva. Hubo mancomunión entre el bajista y el batero, quienes se enfrentaban constantemente, con el Gitano, posicionándose frente a el, de espaldas al público. Poco a poco los músicos se fueron soltando, olvidando los nervios iniciales, se permitieron mostrarse más libremente; esto nos permitió ver al Gitano acercarse al borde del escenario, con su bajo con su sobrenombre impreso en el, es una marca registrada y la luce con orgullo, Pablo se permitía apoyar la pierna sobre le monitor del escenario, inclinando o alzando su guitarra, yendo hacia el fondo para juntarse con el bajista o hacia la otra punta para acercarse al tecladista.
Hubo un punto marcado de inflexión en el set, cuando interpretaron un set acústico, con guitarra ídem, en una especia de comunión entre quienes pusieron en alto a la banda y el publico,

lamentablemente, al tener menos sonido ambiente, por no estar la batería, el bajo y el teclado, podía escucharse un molesto murmullo de fondo, afortunadamente esto no afecto el normal desempeño de los músicos y literalmente la “desencadenaron”. Se dieron tiempo para el humor, ya que mientras Pablo afinaba la guitarra acústica, se pudo escuchar desde el público un “vamos Daiana” a lo que el violero respondió con un “se callan….” Que lejos de sonar soberbio, sonó distendido y ameno, hay buena relación en la banda y se les nota en su desempeño.
Luego del acústico, y ante el cerrado aplauso interpretaron un cover de Nightwish, Story Time, que nos permitió disfrutar de un gran desenvolvimiento vocal de Daiana, quien a pesar de ser su primera vez en frente a un público como cantante e interpretando un tema difícil, lo resolvió de manera profesional y muy intensa, de esos covers que dan gusto escuchar.
Pasado este punto, post acústico y cover, Unchain se mostró mucho más suelto, más tranquilos, se les notaba que ya no tenían la presión sobre sus hombros, hicieron lo que venían a hacer y quizás nuestros aplausos o los gestos amistosos de los primeros lugares, les brindaron esa seguridad, que merecían tener desde el comienzo.
Los movimientos gestuales, nos permitieron notar que los nervios iniciales fueron infundados, que sobre ese escenario, como mencionara al comienzo, hubo una formación nueva, pero de músicos que portan tras sus espaldas mucho oficio.
Finalizando el show, pudimos apreciar a un Jhonny mas alegre, sus manos, cual Mariano Mores del rock, tomaban impulso para impactar sobre las teclas al igual que una sonrisa se dibujaba en su rostro, Daiana se la veía cantar mas tranquila, Pablo manejando un poco mejor su nerviosismo que lo hacia caminar el escenario y al Gitano, pudimos verlo más adelante, hasta se acercó al teclado e hizo algo, vaya uno a saber que, tras el resguardo de la oscuridad que hizo abrir los ojos cual búho sorprendido. Bruno, el batero….. imperturbable como siempre, poderoso, pero con gesto de “no me pidan que sonria, este doble bombo no se hace a sonrisas!!
La banda suena muy bien, cada músico se destaca en su instrumento y genera un producto de los que es mejor estar atento, porque una melodìa desencadenada puede aparecer en cualquier momento.
El final, con un merecido y cerrado aplauso, paso el debut y Unchain desencadeno un nuevo eslabón de su incipiente carrera. Hay cadena para rato, las ganas de volver a disfrutarlos quedaron latentes en la Colorada.
Según la definición académica, un solsticio, es el momento en el que el Sol, se encuentra en su mayor o menor distancia de la tierra, momento utilizado por diversas culturas para determinar el comienzo o fin de una etapa. Los mensajes son claros, el momento del acercamiento se desencadenó!

Pichi - Gabys

Gabriel González

Comentarios

comentarios