Selema

Fecha: Silence off Rock – La Colorada-

Cofradia Metalica

 

La mayoría de las veces, se puede establecer que una fecha será buena en base a ciertos parámetros, como ser las bandas intervinientes, el lugar, el sonidista y quien organiza la fecha, elemento fundamental, pero no siempre visible.  En esta oportunidad, la fecha parecía ser idónea.

Lugar, sonidista, bandas (aunque en mi caso sería mi primera vez con ellas y las primeras, sabemos son inolvidables) y organizador. En sintesis: La Colorada, José, Sélema-Unchain-Isilwen y Slania, sumado todo el combo a Cofradía Metálica, se podía pedir algo más?, si siempre se puede, pero para hoy fue más que suficiente.

Sélema

P1260996

La primer banda de la noche, fue Sélema compuesta por: Isis Georgieva en voz, Gringus y Matt en guitarra, Alan en teclado,  Lautaro en Batería y Brandon en Bajo.

Mientras se realizaban los preparativos finales sobre el escenario  y a telón cerrado, podía vislumbrarse, que venían preparados para brindarse por entero, rápidamente el escenario fue adecuado y les quedó un tiempo de distensión, que aprovecharon para mostrarse que estaban tranquilos y expectantes para lo que viniera. El violero aprovecho para hacer la conocida postura de la “grulla” de “Daniel San, de Karate Kid”, el batero recreaba en una batería “aérea”, por sobre los platillos, lo que estaba sonando en ese momento en el salón; hasta tuvieron el tiempo y la adrenalina suficiente y controlada como para sacarse una autofoto previa, a telón cerrado.

Ya descorrido el telón, nos permitió ver una formación bien plantada, como mencionaba anteriormente, con ganas de mostrarse y mostrarnos que tenían para brindar. Al comienzo, se notaban serios y muy concentrados, situación que se fue suavizando a lo largo deP1270049l set, lo que les permitió terminar felices y conformes con lo brindado.

El tecladista, nos mostraría su virtuosismo a través de 3 elementos, el teclado tradicional, uno más reducido, que le colgaba del cuello y que acompañaba sus interpretaciones con luces secuenciales que se encendían por encima de cada tecla, vaya uno a saber indicando que, a todo esto se le sumaba un pad, que utilizó a lo largo de casi todo el set para configurar (suponía, erróneamente) el teclado y que al final se vio como lo utilizaba para generar diversos sonidos. Al tipo no le alcanzaban los teclados presentes, sino que utilizó el mencionado pad para, con la ayuda de aplicaciones especiales, interpretar sonidos muy acordes a lo que estábamos viviendo. “Hago cosas copadas, como sonidos de violas y me permite jugar con los sonidos”, expresaría luego, ya bajo el escenario.

 

 

P1270018      La viola, al comienzo y acorde al conjunto del grupo, se mostraba serio, pero le duró poco, ya que comenzó a mostrar una amplia sonrisa y a pedirle palmas al público,  y a sonreír más amplia mente, al sentir que la gente respondía a su solicitud. No solo toca la guitarra, sino que complementa los coros, con una voz melodiosa que le brinda jerarquía a dicho termino. Con voz clara, de las que hace que podamos disfrutar, tanto como la principal de la banda. No es fácil acompañar a dicha voz principal, pero él hace notar lo contrario.

 

P1270001

En varias oportunidades, durante el show y especialmente en el set instrumental, podíamos ver como las 3 cuerdas (violas y bajo) se encontraban en el medio del escenario, frente a la bata o con el tecladista, para ejecutar furiosas y acompasadas melodías, que nos permitían no solo disfrutar de su maestría sobre el instrumento, sino de ver que realmente disfrutan lo que hacen, se les notaba en sus gestualidades y en como a la vez se iban distendiendo.

La otra viola, en manos de un músico más tranquilo, una persona que denotaba mayor edad que el común de la banda, (cosa que a los que peinamos cada vez menos canas, (y pelo), nos cae muy bien!), que era poco propenso a mostrarse, de hecho, en el momento en que Isis presentaba a la banda y que cada uno interpreto algunos acordes, el se dedicó simplemente a levantar su botella de agua, agradeciendo los aplausos que le brindábamos desde el público, la comodidad del apoyo del equipo de audio, era más que suficiente para él. Gran gesto que interprete como de humildad y proyección a la vez, no le hacía falta mostrar más de lo que había mostrado ya sobre el escenario. Si bien estos momentos son muy apreciados, su gesto parsimonioso dijo y mostró mucho sobre su personalidad, que se amolda perfectamente a la de la banda. Uno de los pocos momentos que se lo vio actuar fuera de la ejecución de su instrumento, fue cuando se acercó al micrófono para anunciar un tema y contarnos, que pertenecía al batero, quien lo compuso pensando y dedicándoselo a su papá

Detrás se presentó una demoledora bata, que no dejo momento libre de golpe, sono pulcro, potente y prolijo. Promediando el set, interpretaron un cover “la de Titanic”, tal como lo mencionara Isis, para presentar el tema, del que luego dijo el nombre, pero queda claro como la conocemos y es, precisamente la del Titanic. La imagen que genero el batero, con su sonido, fue la de un impresionante y poderoso “Iceberg” acercándose y tomando control del sonido del lugar, fue avasallador lo generado, en cuanto a sonido, no era invasivo pero si muy presente, algo difícil de lograr con la batería ya que la línea entre invasión y presencia sonora es muy tenue. En síntesis, uno de esos bateros que son para tener en cuenta, porque son los que generan sonidos muy fáciles de disfrutar de esos que se sienten en el pecho. Sobre todo con el doble bombo demoledor, del que en varias oportunidades nos hizo pensar, sale de esta y se cae en sonido, porque eso insume mucho aire y esfuerzo físico, pero no, las caídas, no estuvieron presentes hoy.

P1270037

Deje para el final, a quien por lo general se describe al comienzo, la cantante, quien dio muestras de virtuosismo vocal y excelencia pedagógica. Con un canto power lírico, no solo ponía notas en lo alto, sino que con su gestualidad nos iba mostrando en que escala iba dicho sonido; es la primera vez en la que puedo disfrutar de un, una en este caso, cantante a quien puedo “oír y ver” al mismo tiempo, puedo entender que está haciendo con la voz, sin tener conocimiento absoluto de música y canto.  Cada tema interpretado nos llegó de manera clara, con esa combinación de lírica y metal, de parsimonia operística con potencia rockera.

El show contó con todos los climas esperables, y dejó latente las ganas de volver a disfrutarlos. Fue su segunda presentación en sociedad,  y arrancaron pisando fuerte.

El ante último tema fue un instrumental, que comenzó con las palabras del violero diciendo “el que lo conozca, que nos acompañe con las palmas”, no lo reconocí, pero lo disfruté, luego le pregunté qué tema habían interpretado y su respuesta me demostró que los años no pasan en vano; “es la de los power”, menciona alegremente y claro, esa etapa televisiva, la de los power, la pase por alto, por ende, me los perdí, pero no me impidió disfrutarlos a pleno!.

Finalizando el show, pudimos ver un gesto que resume lo que sintieron tanto ellos sobre el escenario como nosotros, el público. En el último acorde, el bajista con su brazo en alto coronado en un puño grito un sonoro “vamos”!!, que transmitió potencia y alegría. Termino el set de Sélema, pero para ellos, continua el camino.

  • Los temas interpretados fueron:
  • Impiedad
  • It Over
  • My heart will go on
  • Forjador de Sueños (compuesto por el batero y dedicado a su papà)
  • Testigo
  • Instrumental, complementando la música de los power ranger y dream theater
  • Sin dejar nada atrás para un cierre, demoledor.

P1270048

 

 

Pichi - Gabys

Gabriel González

Comentarios

comentarios