Cruzados, 1º show del año, motoencuentro Grand Bourg -2016-02-13- Parador 17-

 

Hay música y de la buena.

Hay bandas y de las buenas.

Hay fechas y de las buenas

Por supuesto, hay gente y de la buena.

Cuando todo esto coincide en un lugar, tenemos uno de esos días para marcar en el calendario, tal como ocurrió el 13 de febrero en Grand Bourg, en Parador 17, lugar de encuentro de motociclistas.

 

2016-02-14 00.53.00

Al llegar al lugar, nos encontramos con un local de importantes proporciones con gran cantidad de gente, lo que nos da la idea de que la movida no se circunscribe a CABA y sus lugares conocidos, salir al gran buenos aires tiene sus beneficios, y esta noche fue sin dudas una de ellas. La gente presente, acorde al lugar, fue muy amable, tanto en la puerta como dentro del local, debo reconocer que iba con deseos de disfrutar de la banda que iba a ver, Cruzados y me volví con dichas ganas colmadas de satisfacciones, tanto por lo brindado por ella, como intentaré relatar a continuación como por el lugar, grande, bien sonorizado, limpio y lo que es mas importante, se convirtió en una reunión de amigos, tanto conocidos como desconocidos.

 

El escenario se encontraba a gran altura, poco más de 2 metros, poco iluminado, fue lo único a lo que me hubiese gustado fuese diferente, pero que no impedía “ver” a los músicos, no asi grabarlos ya que lamentablemente las grabaciones salieron oscuras. Pero, esto lejos de opacar la perfomance de las bandas, les dio brillo propio, hubo disfrute, placer y ganas de repetir.

2016-02-14 03.09.24

Debajo del escenario, se presentaban bien ordenadas y en orgullosa exposición, las motos de la gente que es habitué del lugar, para los amantes de estos rodados, todo un gusto extra, ya que entre banda y  banda se encendían las luces y muchos se acercaban a ver esas maquinas expuestas en su posición de orgullo.

 

2016-02-14 02.38.45    Cruzados subió pasada las 3:00 am un poco más tarde de lo establecido, pero sin apuros ni cansancios, por el contrario la gente presente veía con atención y respeto como se iban armando la jaula de la batería, se colocaban los platillos, al tiempo que los demás músicos probaban sus instrumentos. La banda, de momento con 3 integrantes, esta conformada por 3 músicos de excepción, de los que da orgullo estar frente a ellos, por su impronta, por su entrega y por el mensaje de sus letras. Si les parece exagerada la apreciación, los invito a verlos en vivo, son una banda al que el término “emergente”, no los define, tienen todo para estar en lo alto. Su profesionalismo sublime, esta acorde con su humildad, es gente común haciendo algo poco común.

La banda está conformada por Pitone del Fuerte Montiel en guitarra y voz, Edu Noguira en bajo y voz y Sebas “Motorcito” Leiva en batería y coros, aunque en esta oportunidad los coros no fueron parte del show, una pérdida porque su voz, poco tiene que envidiarle a la de muchos cantantes.

Mientras esperábamos que comenzara el show, viendo a los músicos dando sus últimos ajustes, podíamos escuchar como un grupo de personas comenzaban un grito de aliento, con un cadencioso “CRU CRU ZADOS, CRU CRU ZADOS”.

 

La espera se iba alargando, ya que Pitone tuvo inconvenientes con su equipo de guitarra y tuvo que cambiarla antes de comenzar, algo no le generaba tranquilidad y prefirió tomarse un tiempo extra para ajustar las cosas, tiempo que le llevo, como mencione anteriormente, a cambiar de instrumento. Este tiempo hizo que se cambiara el set list, y en lugar de comenzar con un tema de los “poderosos” de su primer disco, decidieron no interpretarlo, El motivo?, uno que los enaltece, habían usado parte del tiempo del set para ajustes y a pesar de que no los corrian los organizadores, faltaban presentarse dos bandas más y consideraban que no era justo hacerlos esperar. De los 14 temas previstos que iban a interpretar, tocaron, por decisión propia 12, Una perdida por un lado para nosotros una ganancia enorme, también para nosotros, porque enfrente, reitero, tenemos gente que es fiel con lo que pregona, Están en el camino del rock, hoy mañana y siempre…..

El set comenzó con otro poderoso tema de su primer disco, tema que le da nombre a la banda “Cruzados”, continuo con “En el camino del rock”, “Pal centro voy”, “Desde el Oeste”, “Fiesta Cervesal”. La lista estuvo compuesta por de covers, a la manera Cruzados y temas propios, como “Buenas Rutas” que hace sentir lo que un motoquero puede sentir en las rutas, pero a manera de canción, cuasi himno de las rutas, “El auto rojo”, “El tren de las 16“, “El final es en donde Parti”, con una potencia roquera de las buenas, “Stillborn”, momento en el que entraron dos motos con sus faros encendidos y haciendo rugir sus motores, que lejos de entorpecer la actuación de la banda, le dio un entorno de respeto y reconocimiento a los artistas que estaban al frente, recordemos, que el lugar es un lugar de motoencuentro, por lo cual, esta inclusión motoquera fue a mi entender, la manera en que estos orgullosos motociclistas hacían aplaudir a sus vehículos con el rugir de sus motores, para finalizar, lo hicieron con “Orgasmatron” y “Rock para el negro Atila”. Los temas dejados afuera, por razones de tiempo y respeto a quienes venían detrás, fueron “Pobre” y “Juntos a la Par”.

El show, si bien tuvo algunos inconvenientes de sonido, se cortaban los micrófonos haciendo que las voces se perdieran, era solucionados velozmente, dando muestras que el sonidista al frente de la consola, tenia la profesión clara, tanto que recibió merecidamente el agradecimiento de parte de los músicos desde el escenario y luego refrendado nuevamente ya en el piso.

 

El público estuvo encendido durante el set, la gente que gritaba arengando al comienzo, se acerco adelante y comenzó a “poguear” con satisfacción, alegría y respeto. Cada finalización era agradecida con un cerrado aplauso y gritos de aliento para con la banda.

Pitone con su siempre eterna concentración, se mantenía fijo en su posición frente al micrófono, el de cadenas de transmisión de motocicleta y con la cruz de malta a manera de pie, con el micrófono de los “antiguos”, con su guitarra de hacha, en algunas ocasiones iba al encuentro de Edu pero retomaba rápidamente a su lugar, del otro lado. Edu con su bajo de Hacha, al terminar los temas, levantaba el bajo, como si de un caliz de poder se tratase, la imagen es de por si avasalladora, difícil de explicar en palabras, fácil de disfrutar en imágenes, detrás no tan visible esta vez, dada la altura del escenario, Sebas Leiva detrás de la batería, no dejaba de golpear parches y platillos, a pesar de tener una lesión en su antebrazo derecho, demostró el porqué se su mote de “motorcito”.

 

La guitarra y el bajo, son instrumentos de lutier hechos especialmente para ellos que les brinda una imagen de luchadores y guerreros, puede parecer lo mismo, pero no lo son, aunque en ellos si lo es y nos lo demuestran en cada presentación que realizan.

 

Era tanta la alegría que les generaba a los músicos estar allí, que en un momento el verborrágico Edu, expreso “loco, esto es una fiesta, hagamos un asado, volvamos a encontrarnos”

Al llegar el último tema, uno de los asistentes al evento, le pedía a gritos una más, hacia falta una más para contener la pasión y emoción de la gente sin embargo Pitone desde su micrófono, mientras se descalzaba la guitarra explicaba “faltan dos bandas, tenemos que ser respetuosos con la gente que viene detrás”, y asi se retiraron, con el respeto y la ovación de la gente que los había visto y disfrutado.

Uno de los espectadores, se lo pudo escuchar decir “loco, yo los sigo siempre que puedo, vendo CD, remeras me junto la moneda y los vengo a ver”. Esto habla a las claras que es, quienes son y que genera Cruzados.

 

Cruzados hasta el momento tiene 2 discos, el primero agotado el segundo se puede conseguir en los shows de la banda. Uno de los temas presentes en este segundo disco se llama “Buenas Rutas” y su estribillo dice Buenas Rutas, hoy mañana y siempre. A lo cual y a manera de cierre de la crónica, expreso con licencia de pasión “Cruzados Hoy Mañana y Siempre…. Por el Camino del Rock

Finalizado el show de Cruzados, hubo tiempo para risas, anecdotas y buenos momentos, mientras se jugaba un partido de pool entre parte de la banda y parte de los amigos

 

Comentarios

comentarios